Razones para rechazar muestras de sangre analizadas

(Porto Alegre).- Se ha tomado la determinación de qué tipos de errores preanalíticos conducen al rechazo de las muestras de sangre en el laboratorio clínico. Los errores en los laboratorios clínicos tienen un gran impacto en la seguridad y el cuidado de los pacientes, y deben ser cuidadosamente analizados para realizar mejoras en la fase preanalítica, que es responsable de aproximadamente el 70% de los errores. Científicos del laboratorio en el Hospital Universitario (Porto Alegre, Brasil) realizaron un análisis de muestras rechazadas y la consiguiente solicitud para nuevas recolecciones diarias de sangre para la realización de pruebas analíticas en los departamentos siguientes: inmunoensayo-bioquímica y hematología. El análisis se realizó en los datos recogidos desde junio hasta agosto de 2010. Los criterios de rechazo para muestras coaguladas, hemolisadas, ictéricas y lipémicas fueron aplicados visualmente por dos técnicos y el criterio para muestra coagulada, se analizó sólo en las muestras recogidas en tubos con ácido dietilendiamina tetra-acético (EDTA) o de citrato de sodio.

El criterio de rechazo para muestras ictéricas se aplicó en muestras séricas con niveles de bilirrubina superiores a 25 mg/L que pudieran interferir con la medición de algunas pruebas, tales como aquellas para la albúmina, colesterol, y proteínas totales. Las muestras con lipemia, a su vez, fueron rechazadas cuando los niveles séricos de triglicéridos fueron superiores a 400 mg/dL, ya que pueden inhibir las pruebas de amilasa, ácido úrico, urea, bilirrubina y proteínas totales. De las 77,051 muestras de sangre que fueron recolectadas durante el período de tres meses, 441 (0.57%) fueron rechazadas por algún tipo de error preanalítico y por lo tanto tuvieron que ser recolectadas de nuevo. Un coágulo se encontró en 43.8% de las muestras no permitidas y se encontró que era la principal causa de rechazo de muestras, seguido por el volumen de muestra insuficiente con 24%. La tercera causa más frecuente de rechazo de las muestras fueron las muestras hemolisadas, que fueron el 17.9% de los casos. Otras razones para el rechazo de las muestras fueron errores de identificación, tubo inadecuado, lipémicas, proporción inadecuada de muestra/aditivo, y muestras ictéricas insignificantes. Los autores concluyeron que, en su laboratorio, a pesar de que el porcentaje de errores preanalíticos fue pequeño, la aparición de errores de laboratorio podría provocar un impacto negativo en la atención al paciente. Por ejemplo, cuando los componentes sanguíneos tales como potasio, magnesio, hierro, lactato deshidrogenasa, fósforo, amonio, y proteínas totales se incrementan falsamente debido a la hemólisis. En este contexto, las muestras de baja calidad pueden influir en los resultados de laboratorio, lo que sería clínicamente incorrecto y por lo tanto, inducir a error al médico cuya intervención podría no tener éxito. El estudio fue publicado en enero de 2012 en la revista Clinical Biochemistry. Fuente: Labmedica

Tenemos 257 invitados conectado(s)